25 mar. 2010

J.R. Ward entrevista a Wrath


Así son las cosas con el rey. Permitirá ser entrevistado, pero en sus propios términos.

Lo que en resumidas cuentas describe a Wrath. Todo tiene que ser según sus términos, pero supongo que cuando eres el último vampiro purasangre en la tierra y rey de tu raza y... bueno, cuando eres tan grande como él y tienes una mirada que corta el cristal como si fuera un diamante, el mundo es un lugar donde tú mandas, no en el cual te vas escondiendo por ahí.

¿He mencionado que llevo puestas botas de agua en este momento, y estoy inmersa hasta el muslo en un arroyo helado de las Adirondacks?

Sip, el rey está pescando con mosca.

En esta noche helada de noviembre, Wrath y yo estamos de pie en medio del agua ondeante y calma que está fría. Llevo ropa interior larga, y estoy bastante segura de que él no, ya que no es del tipo que vaya a tener un escalofrío. Sin embargo, ha hecho una concesión poniéndose un par de botas de agua gigantescas, que Fritz ha hecho a medida para un par de piernas que son cada una del tamaño de mi torso. Estoy al costado del rey; me figuré que si me colocaba delante o detrás estaría al alcance del anzuelo, y considerando que llevo semanas fastidiándole para que me conceda esta audiencia, no quise arriesgarme a un viajecito a urgencias para algún tipo de anzuelec-tomía.

Nota al margen, Wrath parece cansado. Por si te lo preguntas, todavía excede al 99.9 por cierto de los machos que he visto en la Puta Escala de Tíos Calientes, pero bueno, honestamente, ¿puedes pedir algo más sexy que un tipo con cabello negro largo hasta la cadera con un pico de viuda y gafas de sol envolventes? Sin mencionar los tatuajes de sus antebrazos y esos ojos verdes y su...

Escucha, nunca he medido su espalda. Nunca. Ni una sola vez. Ni la tremenda amplitud de sus hombros. Ni su tableta de chocolate.

Oh, no me mires así.

Sea como sea, ¿dónde estábamos? Sí, el arroyo. Pesca con mosca.

El rey y yo estamos a alrededor de media milla del refugio de Rehvenge en las Montañas Adirondacks cerca del Parque Estatal Black Snake. Wrath está de pie a unos cinco metros de mí, balanceando su brazo derecho adelante y atrás con un apacible ritmo, lanzando un sedal fino a través del arroyo, después recuperándolo, una y otra vez. El agua suena como campanitas repicando sobre las lisas rocas marrones y grises, y los pinos a ambos lados de la orilla silban cuando el viento les hace cosquillas a sus ramas. El aire es frío y encrespado, haciéndome pensar que me alegro de tener una manzana Macintosh en la mochila que hemos traído con nosotros... es como que el otoño armoniza con esas pequeñas cabronas ácidas y jugosas.

Oh, y un último punto sobresaliente. Wrath tiene un calibre cuarenta enfundado bajo cada brazo y estrellas arrojadizas en los bolsillos. Puedo ver los cuarenta. Lo de las estrellas me lo contó él. Retráctiles.

JR: ¿Puedo ser honesta contigo?

Wrath: Más te vale. Porque lo olería de no ser así.

JR: Muy cierto. Ah... me sorprende que tengas paciencia para esto. La pesca, quiero decir.

Wrath: (encogiéndose de hombros) No es cuestión de paciencia. Es tranquilizador. Y no, no me atrevo con el yoga. Eso es cosa de Rhage.

JR: ¿Todavía lo hace?

Wrath: Sip, todavía anda namaste -ineando su culo en un millón de contorsiones diferentes. Te juro que ese cabrón es plegable.

JR: Hablando de Rhage y Mary, ¿es cierto lo que he oído?

Wrath: ¿Lo de la adopción? Sip. Cuando llegó Nalla, fue como que los dos se pusieron a pensarlo y salieron con que querían uno de esos.

JR: ¿Cuánto tiempo llevará? ¿Y de donde van a sacar al niño?

Wrath: Lo sabrás cuando ocurra. Pero va a pasar un tiempo.

JR: Bueno, me alegraré por ellos (el silencio se alargó un rato, durante el cual Wrath recogió su sedal, para luego lanzarlo a otra parte del arroyo) ¿Y tú deseas...?

Wrath: No. Todavía no voy a sacar el tema de los niños. Después de todo lo que pasó Bella... (sacude la cabeza). Nop. Y antes de que preguntes, Beth está de acuerdo. No obstante, creo que querrá uno en el futuro. Solo espero que sea más tarde que pronto. Aunque, honestamente, ella ni siquiera ha pasado por su primera necesidad, así que no es un tema tan importante.

JR: ¿Supongo que te gustaría que cambiara de tema?

Wrath: Como quieras. Puedes preguntar cualquier cosa, pero eso no significa que yo responda (me lanza una mirada sobre el hombro y me sonríe). Pero ya sabes como soy.

JR: (riendo) Sip, estoy familiarizada con la forma en que haces las cosas. Así que déjame preguntarte por todo el asunto de las Elegidas y Phury. ¿Qué piensas sobre los cambios que ha hecho él?

Wrath: Hombre... me impresionó, joder. De veras que sí. Y no solo por lo que hizo ante la Virgen Escriba. Durante un tiempo, estuve seguro de que íbamos a perderlo.

JR: (pensando en Phury y la heroína) Casi lo hicisteis.

Wrath: Sip (otro largo silencio, el cual pasé observando sus brazos ir adelante y atrás, adelante y atrás. El sedal hace un sonido encantador al atravesar el fresco aire del bosque, como si estuviera respirando). Sip, de todos modos, por eso estamos aquí, en la casa de Rehv. Vengo con Beth cada dos semanas o así a ver a Phury y a la Directrix y compruebo como van las cosas con las Elegidas. Jesús, ¿puedes imaginar como es la transición para estas hembras? ¿Pasar del encierro total a ser capaz de explorar un mundo sobre el que solo has leído?

JR: No puedo, no.

Wrath: Phury es fantástico con ellas. Es como si de la noche a la mañana todas se hubieran convertido en sus hijas. Y ellas le adoran. Es el Primale perfecto, y Cormia es ahora la madre de la camada. Como ha tenido más tiempo para asimilarlo, está ayudándolas en sus transiciones ella misma. Me alegro de veras de que todo se haya resuelto de esta forma.

JR: Hablando de padres, ¿cómo es la vida en la mansión ahora que Nalla está por allí?

Wrath: (riendo) Ok, ¿la verdad? Esa cría es una estrella. Nos tiene a todos envueltos alrededor de su meñique. El otro día estaba trabajando en mi escritorio, y Bella estaba paseando con la pequeña... ¿sabes? Lo hace porque últimamente Nalla solo duerme cuando está en movimiento. Como sea, Bella la trajo a mi estudio y las dos estaban paseándose. La cabeza de Nalla estaba sobre el hombro de Bella y estaba apagada como una luz... por cierto, esa cría tiene las pestañas más largas que tu brazo. Entonces ¿qué hace Bella? Finalmente se deja caer en el sofá para tomarse un respiro, y dos segundos después, no te engaño, los ojos de Nalla se abren y empieza a removerse.

JR: ¡Pobrecita!

Wrath: Bella, ¿no?

JR: ¡Sip!

Wrath: (riendo) Así que se me presenta la oportunidad de cargar a Nalla. Bella me deja cogerla (esto lo dice con no poco orgullo). Y paseo a la jovencita por los alrededores. No la dejé caer.

JR: (ocultando una sonrisa) Por supuesto que no.

Wrath: Volvió a dormirse (me lanza una mirada grave sobre su hombro). Ya sabes que un niño solo se duerme si confía en que lo mantendrás a salvo.

JR: (suavemente) Cualquiera estaría a salvo contigo.

Wrath: (aparta la mirada rápidamente) Bueno, sip, la cría es una joya. Z todavía está un poco nervioso cuando está con ella, creo que porque teme romperla... no porque no la quiera. Rhage la maneja como a un saco de patatas, agarrándola de cualquier forma que le plazca, lo que a Nalla le encanta. Phury tiene talento natural. Igual que Butch.

JR: ¿Y qué hay de Vishous?

Wrath: Bah. Creo que Nalla le pone nervioso. De todas formas le hizo una daga (ríe). Jodido cabezadura ¿Qué clase de loco bastardo hace una daga para una niña?

JR: Sin embargo apuesto a que es encantadora.

Wrath: Mierda, sí. Puso todos esos... (el rey hace una pausa y le da un golpecito al sedal como si pensara que tiene algo enganchado). Puso todos esos diamantes en la empuñadura. Pasó tres días trabajando en ella. Dice que es para cuando empiece a tener citas.

JR:(riendo) Apuesto a que sí.

Wrath: Podría ser un desperdicio. Zsadist dice que nunca tendrá una cita. Nunca.

JR: Uh-oh.

Wrath: Sip. ¿La pequeñita de Z? ¿Quérrías ser el macho que venga a buscarla? Joooooooder.

JR: Yo pasaría.

Wrath: Yo personalmente también lo haría. Me gustan mis pelotas justo donde están, muchas gracias.

JR: (después de otro largo silencio)¿Puedo preguntarte por Tohr?

Wrath: Me imaginé que lo harías.

JR: (espero a que diga algo) Entonces pregunto por él.

Wrath: (molesto) Mira, ¿qué quieres que diga? Se internó en los bosques para morir. Lassiter le trajo de vuelta con la gente que le recuerda cada día a su shellan muerta. Necesita alimentarse, y por supuesto se niega, y no le culpo en absoluto. Está débil y enfadado y solo quiere estar muerto. Así es como le va.

JR: (sabiendo que no debo insistir mucho más) ¿Es raro tener a Lassiter en los alrededores?

Wrath: (risa tensa) Ese ángel es todo un tema, eso es seguro. A mi me trae sin cuidado, y creo que él lo sabe. Una vez recibió una bala por mi.

JR: Lo he oído. ¿Te sientes en deuda con él?

Wrath: Sip.

JR: Él y V no se soportan.

Wrath: No, no lo hacen (risas). Eso va a ser divertido de observar. Cuando están en la misma habitación, son como dos pit bulls encerrados en una jaula. Y antes de que lo preguntes, no, no conozco los detalles, y no pregunto.

JR: Hablando de detalles... acerca de la glymera...

Wrath: Mierda, ¿por qué quieres arruinar una noche perfectamente agradable?

JR: Bueno, iba a preguntarte que opinabas en cuanto a que Rehvenge hubiera sido nombrado leahdyre del Consejo de Princeps.

Wrath: (ruge de risa)Ok, entonces te perdono. Cielos, menudo viaje fue ese. ¿Quién coño hubiera pensado que ocurriría algo así? Un symphath. Liderando ese grupo de bastardos retrógrados y llenos de prejuicios. Y no tienen ni idea de lo que es él. Además, vamos, Rehv está de mi lado en esta creciente intranquilidad civil que están intentando remover después de todos los ataques de la Sociedad Lessening. Acaban de nombrar a alguien que al igual que yo, cree que los aristócratas son definitivamente imbéciles y destructivos.

JR: Pero, ¿confías en Rehv?

Wrath: Tanto como confío en cualquiera que no sea mi hermano o Beth.

JR: Así que el hecho de que sea medio symphath...

Wrath: Espera. Es un symphath. El que su sangre sea mitad y mitad es irrelevante. Sí tienes algo de esa mierda en ti, eres un symphath. Por eso fue creada esa colonia al norte de aquí. Son peligrosos.

JR: Por eso te pregunto sí confías en él. Creía que todos eran unos sociópatas.

Wrath: Lo son, y él lo es. Sin embargo... el asunto con los symphath, es que siempre puedes estar seguro de una puñetera cosa y es que invariablemente cuidaran de sus propios intereses. Rehv ama a su hermana. Bella está casada con un hermano. Por tanto, Rehv no hará nada que les haga daño a ellos o a mí. Esas matemáticas se cumplen en todas las situaciones.

JR: ¿Crees que la glymera supone una amenaza para ti como rey?

Wrath: Mira, ¿honestamente? No me gustan y nunca me han gustado, pero joder, tampoco les quiero muertos. Ahora mismo están fragmentados, fuera de Caldwell, y dispersos. Cuanto más tiempo sigan de esa forma, mejor para mí, porque eso me da tiempo para empuñar las riendas lo mejor pueda y dar a la gente una visión para superar esto. En tanto tenga una base de apoyo entre el grupo más grande de civiles, me irá bien. Y afrontémoslo, la glymera no está a favor de la integración, así que no es como si los vampiros comunes fueran a tener un sentimiento de lealtad hacia ella.

JR: ¿Cuál es tu visión para el futuro?

Wrath: Cambio. Phury tiene toda la razón, tenemos que adaptarnos si vamos a sobrevivir, y las antiguas reglas nos están matando. Ya he abolido la esclavitud. Estoy cambiado las normas acerca de los soldados y la Hermandad. Las Elegidas han sido liberadas. Y hay cientos de otras cosas que debo remodelar, repensar, rehacer.

JR: Hablando de la Hermandad. ¿Eso significa que Blay y Qhuinn podrían ser hermanos?

Wrath: Asumiendo que consigan meterse suficiente experiencia entre pecho y espalda y puedan alcanzar el nivel. El listón para ser un hermano va a ser situado muy alto en lo que refiere a pericia. La sangre ya no va a conseguirte la entrada, la forma en que luchas lo hará. Y estoy cargándome otras restricciones. Ya sabes, Qhuinn es el guardia privado de John, y en el pasado eso le habría descalificado, pero ya no.

JR: Me sorprendió que los dejaras a él y a Blay quedarse en la casa. Agradablemente, en realidad.

Wrath: (después de un momento) Bueno... Darius construyó el lugar, y le encantaba tener gente cerca. Esos dos chicos son de fiar, y Dios sabe que Qhuinn hizo justicia en nombre de John. Está todo bien. La cuestión es, que el programa de entrenamiento está en suspenso por solo Dios sabe cuanto tiempo. La glymera se llevó a los hijos que quedaban cuando se marchó, y además, hemos estado muy ocupados lidiando con la guerra. Necesito soldados, y Blay y Qhuinn son buenos luchadores. Excelentes, en realidad. Así que vamos a necesitarlos.

(Largo silencio)

JR: ¿Eres feliz? Quiero decir, sé que en este momento las cosas están bastante difíciles, ¿pero eres más feliz que hace un par de años?

De repente el sedal se pone tenso, y Wrath se concentra en sacar lo que resulta ser una trucha de agua dulce. El pez parece deslumbrante y resbaladizo en las grandes manos del rey, y casi lo pierde mientras intentaba sacar el anzuelo de la boca abierta.

JR: Es hermoso.

Wrath: Sip, lleno de espíritu de lucha también (baja las manos y pone el pez en el agua, sujetándolo cuidadosamente). ¿Me preguntabas si soy feliz? Bueno... después de esto, regresaremos a una casa cálida dónde me espera mi shellan. Vamos a comer, asumiendo que Layla no haya incendiado la cocina, y luego me iré a la cama con Beth. Voy a aparearme con ella durante una hora, quizás más, y después me dormiré con ella sobre mi pecho (suelta a la trucha y la observa alejarse rápidamente a través de la corriente que está en calma). ¿Lista para marchar?

JR: Sip. Y aprecio que hayas hecho esto.

Wrath: No hay problema. Excepto que, ¿piensas conducir hasta Caldwell ahora para entrevistar a los demás?

JR: Ese es el plan.

Wrath: (sacudiendo la cabeza) No, vas a quedarte aquí esta noche. Mañana partirás por la tarde. Es un largo paseo, y en la Northway hay ciervos.

JR: (porque no se discute con un rey) Está bien. Eso es lo que haré.

Wrath: Bien.

En este punto los dos caminamos por el agua hasta la orilla. Wrath sale del arroyo primero y me ofrece su mano. La tomo y tira de mí hacia arriba. Recoge la mochila, la abre, y me la ofrece.

Wrath: ¿Quieres tu manzana?

JR: Oh, me encantaría.

Meto la mano dentro y la saco. Su piel roja y verde se ve brillante a la luz de la luna, y cuando la muerdo, cruje como madera dura. El jugo me gotea en la palma de la mano mientras los dos atravesamos juntos el bosque, con nuestras botas de agua aleteando contra nuestras piernas.

JR: (cuando salimos del bosque y vemos las luces brillantes de la casa rústica de Rehv) ¿Wrath?

Wrath: ¿Hmm?

JR: Gracias.

Wrath: Es tu manzana.

JR: No estoy hablando de la manzana.

Wrath: (después de un momento) Lo sé. Lo sé, challa.

Me da un breve y firme abrazo que dura dos pasos, y luego nos separamos, pero seguimos andando lado a lado hacia el cálido y acogedor hogar.

© Copyright J.R. Ward

No hay comentarios:

PRÓXIMAMENTE: BLOOD FURY (enero 2018) 3º BLACK DAGGER LEGACY

PRÓXIMAMENTE: BLOOD FURY (enero 2018) 3º BLACK DAGGER LEGACY

PRÓXIMAMENTE: THE THIEF (abril 2018) 16º LA HERMANDAD DE LA DAGA NEGRA

PRÓXIMAMENTE: THE THIEF (abril 2018) 16º LA HERMANDAD DE LA DAGA NEGRA

ELECCIÓN CERRADA



¿Quién es Autumn?
Entra aquí y descúbrelo.

EL PIT VIRTUAL

TWITTEANDO

¿QUIÉN SIGUE EL BLOG?

SUSCRÍBETE

Introduce tu mail:

AFILIADO DEL MES

PREMIOS

¿QUÉ PUNTITO ERES?

 
▲ SUBIR ▲